¿Se mantendrá la hegemonía liberal en el Atlántico?

0
124

Hablando en términos politicos, por los lados de la Gobernación del Atlántico se respira en el ambiente la ferviente aspiración del Partido Liberal de mantenerse en el poder, con un actual averaje de 3 – 3, luego de las dos victorias obtenidas por Eduardo Verano y la de Jose Antonio Segebre;por lo pronto se asoman como firmes candidatos del liberalismo Oscar David Galán y Pedro Lemus, quienes desde ya proponen desiganar por consenso el candidato único de este partido, y la todavía incierta candidatura de Segebre Berardinelli.
A propósito, el precandidato a la Gobernación por el Partido Liberal, Pedro Lemus, considera que se está pasando el tiempo para que se concrete la posibilidad de una consulta y se conozca lo más pronto posible la decisión del Partido Liberal, para convocar a los liberales a participar en el mecanismo propuesto, para de esa manera consolidar la generación de verdaderos espacios de diálogos con la finalidad de crear consensos dentro del Partido y aclarar el panorama y propiciando la tan anhelada unidad de esta colectividad y se establezcan reglas que promuevan un claro consenso entre los precandidatos, las directivas y las bases del Partido Liberal, en el marco de un diálogo desde todo punto de vista “democrático” y no como resultado de la imposición.
En este aspecto es notorio el desinfle de la candidatura de Alfredo Varela, quien se ilusiona con un sondeo realizado hace meses, mediante el cual pretende obtener el respaldo de Cambio Radical, un partido cuyo futuro como tal en el Atlántico perdió fuerza si tenemos en cuenta la controversia desatada entre su director Germán Vargas y la casa Char, de la que se dice construiría “Tolda aparte” con el nacimiento de un posible movimiento regional con el nombre de Voluntad Caribe, lo cual se definirá próximamente.
Ya vamos adelantados en el año político, y el debate electoral del próximo mes de Octubre nos permitirá demostrar qué tan alto es el grado de madurez democrática en nuestro departamento y qué tan seria la actitud de nuestras gentes para asumir la trascendental responsabilidad de seleccionar a quien desde el 1º de Enero de 2020 habrá de ser representante legal, administrador y guardián de los intereses de la comunidad atlanticense.
La disputa electoral para la Gobernación del Atlantico y la Alcaldía de Barranquilla siempre despierta inusitada expectativa entre la comunidad, quizás no tanto como se percibe, para la escogencia de diputados y concejales no se olviden que el futuro de nuestra ciudad y del departamento estará en manos de los ganadores del debate de octubre.
Los problemas de índole social que en la actualidad golpean al país, no son ajenos al departamento y nuestra ciudad; aquí la falta de empleo productivo aunado a la carencia de servicios esenciales en muchos municipios de nuestro departamento, tales como alcantarillado, agua potable, y el elevado nivel de corrupción hacen necesario que la ciudadanía del Atlántico se muestre mas activa dentro del proceso democrático del mes de Octubre, lo que permitirá ampliar el mejoramiento social hacia el mañana en los municipios de nuestro departamento.
La realidad que circunda la región es otra muy diferente a la de periodos anteriores, por ello se requieren personas dinámicas con ideas futuristas que sigan promoviendo la ciudad y el departamento dentro del amplio mercado mundial, para atraer inversión y generar más empleo.
Esto quiere decir que llegó el momento de pensar en grande con gente que en verdad sepa administrar y proyectar nuestro potencial departamental.
Las próximas elecciones regionales podrían generar una saludable renovación de los cuadros directivos a nivel departamental, no propiamente derivado del relevo generacional.
El departamento conoce las hojas de vida de los candidatos hasta ahora conocidos y si los elige será porque confía en ellos y espera que contribuyan a solucionar la crisis que afecta a la mayoría de municipios del Atlántico, en buena parte por la falta de experiencia y visión política en la búsqueda de la solución a los tantos problemas de que adolece nuestras municipalidades.

Comentarios